post

¿Por qué te atrae el Bodyboard?

Para aquellos que se levantan a las cinco de la mañana pensando en la mejor rampla, para los que tienen la tabla enfrente de su cama enviándoles un mensaje impulsivo, para los que existen marcas tribales que van más allá de la protección del sol, para los que sueñan con el tubo perfecto, para los que a veces no pueden diferenciar el neopreno de la piel para los que saben apreciar la belleza simple de mirar desde las olas, esta pregunta, tiene una respuesta elemental.  Sin embargo, para los que no hemos tenido la oportunidad de deslizar desde la infancia o pubertad sobre el océano, esta cuestión se nos tuerce algo compleja.

Si lo practicas, este pequeño relato reafirmará tu apego y afición, si por el contrario, no te has aventurado a probarlo – y probarte – , este espacio puede que te anime a confirmarlo”

13568822_264513280583189_5531424297663113808_oEl bodyboard, para muchos puede ser el hermano rebelde del surf, la categoría desestimada, el deporte a la sombra… y no quiero ser yo el que cambie esa opinión ahora, pues sencillamente no hace falta… por suerte han habido miles de personas las que han modificado esta visión durante años, no por ganar prestigio ni fama, solamente por hacer con el mayor empeño aquello que les apasiona. El bodyboard se ha movido por el mundo y el mundo también se ha movido por el bodyboard. Hoy une lugares, países, culturas y continentes por el mar, un elemento que se ha visto siempre como el medio que los separa.

Yo vengo de Islas Canarias, donde este deporte está consolidado y tiene un sinfín de aficionados, más aún estando sus olas entre las mejores del mundo. Pero nunca lo practiqué, siendo sincero, me parecía alejado, un campo inaccesible al que entrar sin un amigo local era algo complicado. Ahora, estando en Antofagasta (Chile), me encuentro con un mundo nuevo, abierto, cercano. Un Club que me está dando esta y otras experiencias con forma de manos amigas, unos locales que me ven como un igual, principiante y novato pero igual. Eso me esta llevando a disfrutar, a conversar con el mar, a sentirme atraído y a ver con otros ojos,

13603695_264834547217729_6955181305458620400_oQuizás los pelícanos rozando las crestas de las olas y los lobos saludando al costado puedan ser una de las mayores atracciones del body. Tal vez los delfines saltando en la puesta de sol o las bandadas de gaviotas. Casi seguro el segundo de adrenalina cuando recorres la ola perfecta, sintiendo el mar, el fondo claro… o el vuelo, ese momento en el que sintiendote capaz de todo, te disparas hacia el cielo. También la ausencia de cualquier problema, el tiempo centrado en descentrarte, en fluir, en respirar. ¿Tú que dices? ¿Por qué te atrae a ti? ¿Por qué podría hacerlo?

Para mí, el body es nomás que una música funky cuyo ritmo te mantiene activo en el agua y en la vida. Una forma, no de volar, sino de hacerte querer volar siempre más alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *